RED BULL MUSIC ACADEMY presenta Hauschka “What if” Live A/V

City Slang. De

Desde que se publicó su álbum de debut, Substantial (2004), Volker Bertelmann – alias Hauschka – ha ido labrándose, poco a poco pero con paso firme, una extraordinaria reputación como creador de música de piano imaginativa, singular y experimental. Es cierto que no es un género practicado por demasiados artistas, pero Bertelmann ha conseguido hacerlo suyo. Aunque al principio algunos consideraban su obra como algo anecdótico, Bertelmann ha demostrado poseer una inventiva excepcional al extraer sonidos y ritmos cada vez más inauditos y eufónicos. Pero en What If, obra en la que añade dos pianolas a su arsenal, Bertelmann aumenta aún más su abanico de posibilidades, superando todas las expectativas y entregándonos lo que es sin duda su álbum más ingenioso hasta la fecha.

Ya es de por sí sorprendente, teniendo en cuenta su frenética actividad, que Bertelmann haya encontrado tiempo para grabar su octavo álbum en solitario en estudio. Desde su Abandoned City de 2014, el pianista de Düsseldorf y antiguo artista de hip-hop (formó parte del dúo God’s Favorite Dog, que publicó trabajos en un sello multinacional a comienzos de los 90), ha lanzado una colección de remezclas y temas sobrantes de Abandoned City (A NDO C Y), así como un álbum en directo (2.11.14).

Además, Bertelmann cada vez trabaja más como compositor de bandas sonoras: ha puesto música a varios documentales y películas, entre ellas Lion, junto a Dustin O’Halloran, trabajo con el que ambos han conseguido una nominación al Oscar a la mejor Banda Sonora. Y a pesar de tanta actividad, o puede que incluso inspirado por ella, What If se presenta como una obra de un hombre ansioso por explorar nuevos sonidos, por experimentar con nuevos enfoques y que sin duda disfruta de su incontenible torrente creativo.

Bertelmann celebró la oportunidad de grabar un nuevo álbum de Hauschka. “Mi trabajo en solitario”, explica, “es autónomo, y tengo libertad para decidir todo desde el principio, sin ninguna influencia externa. Con What If tenía claro que quería crear mi disco más radical. El piano lírico ha desaparecido, y el protagonismo lo tienen sonidos que me fascinan, como el ruido y los elementos electrónicos”. En la práctica, esto se traduce en que Bertelmann utilizó un viejo sintetizador Roland Jupiter 4 y un Eventide H3000 Harmonizer, combinándolos con su técnica habitual de utilizar objetos poco comunes (por ejemplo, gomas de borrar) con los que tratar (o “preparar”) el piano. Pero lo más importante, que rompe con la metodología tradicional, es que ha programado partes para ser reproducidas con pianolas, aprovechándose de la velocidad a la que pueden tocarse estos instrumentos, manipulando los sonidos resultantes y creando capas para resaltar la métrica de las composiciones.

No es la primera vez que Bertelmann decide componer un disco conceptual. Pero si, por ejemplo, en Salon Des Amateurs (2011) se aprovechaba de las cualidades percusivas del piano preparado para explorar su amor por la música house y techno, What If pretende provocar una reflexión que va más allá de lo puramente musical, por medio de los títulos del álbum y de cada una de sus pistas. “Se me ocurrió hacer un disco que, de algún modo, habla del mundo en el que vivimos y en el que veo a mis hijos crecer”, explica Bertelmann.

Rebosante de melodías cautivadoras (“I Can’t Express My Love”, “Familiar Things Disappear”), sonidos misteriosos (“I Can’t Find Water”, “My Kids Live On Mars”), patrones complejos (“Constant Growth Fails”, “Nature Fights Back”) y una inusual destreza que ojalá coincida con la respuesta intelectual a las estimulantes situaciones planteadas en sus títulos, What If es la cumbre de un par de años extraordinarios para Bertelmann. De hecho, podría decirse que representa la culminación de toda su obra de los últimos doce años. “Siempre me he sentido atraído por el hip-hop, los ritmos graves y la electrónica de ciencia-ficción más extraña”, concluye.  “What If es el resultado de todo eso y de los cientos de conciertos que he dado, donde aprendí a combinar todos estos elementos”.

Probablemente estemos ante uno de los álbumes más originales de 2017, que a la vez provoca que nos hagamos preguntas sobre el mundo que habitamos. What If redefine lo que entendemos por música de piano de forma radical y excepcional. Contradice a los que, faltos de imaginación, se empeñan en incluir la obra de Hauschka en una supuesta categoría de “nueva música clásica”, excesivamente amplia, y en su lugar refuerza su estatus de artista único e inapreciable.



También te puede interesar